Visor de contenido web

Principales obligaciones en Prevención de Riesgos Laborales

Adoptar un modelo de organización preventiva en la empresa

La prevención de riesgos se llevará a cabo en la empresa, a través de una o varias de las siguientes modalidades organizativas:

  • Asumiéndola el propio empresario, que puede llevar a cabo directamente la actividad preventiva cuando se cumplan las condiciones que se establecen en el artículo 11 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención (RSP). La vigilancia de la salud deberá concertarla con un Servicio de Prevención Ajeno.
  • Mediante trabajadores designados, que podrán desarrollar la actividad preventiva. Las condiciones y requisitos necesarios para adoptar esta modalidad se establecen en los artículos 12 y 13 del RSP. La vigilancia de la salud deberá ser concertada con un servicio de prevención externo.
  • A través de uno o varios Servicios de Prevención Ajenos, a los que deberá acudirse siempre que la actividad preventiva no sea desarrollada con recursos propios o éstos no sean suficientes. Los supuestos en los que se debe recurrir a esta modalidad se establecen en el artículo 16 del RSP.

Ayuda: Listado de entidades acreditadas como servicios de prevención ajenos

  • Constituyendo un Servicio de Prevención Propio, en aquellos casos y con las condiciones establecidas en los artículos 14 y 15 del RSP o mediante un Servicio de Prevención Mancomunado según el artículo 21 del RSP.


Elaborar un plan de prevención de riesgos laborales

Debe elaborarse e implantarse un plan de prevención de riesgos laborales,  cuyo contenido se detalla en el artículo 2.2 del RSP.

Ayuda: Guía del INSHT sobre Integración de la Prevención

No obstante, para empresas de menos de 50 trabajadores, que no realicen actividades peligrosas, se puede simplificar este plan, presentándolo de forma conjunta con la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva, en un único documento reducido.

Ayuda: Guía del INSHT sobre simplificación documental, con orientaciones para la elaboración de un documento único que contenga el plan de prevención de riesgos laborales, la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva.


Evaluar los riesgos y planificar la prevención

Debe realizarse la Evaluación de Riesgos y Planificación de la Activiadd Preventiva, según lo establecido en el artículo 16 de la LPRL, cuyos contenidos y demás aspectos necesarios para su elaboración se establecen, respectivamente, en la Sección 1ª y en la Sección 2ª del Capítulo II del RSP.

 

Formar e informar a los trabajadores

Se debe informar y formar a los trabajadores respecto a sus riesgos en el trabajo y sobre las medidas o actividades para prevenirlos, especialmente ante emergencias y ante riesgo grave e inminente. Las obligaciones relativas a la información y formación de los trabajadores se recogen, respectivamente, en los artículos 18.1 y 19 de la LPRL.


Consulta y participación de los trabajadores

El empresario tiene que consultar con los trabajadores, o sus representantes, en todas las cuestiones que afecten a su seguridad y salud en el trabajo, permitiendo su participación.

Los trabajadores pueden estar representados por el Comité de Seguridad y Salud (enlazar con el apartado correspondiente) y por los Delegados de Prevención (enlazar con el apartado correspondiente), o por el Comité de Empresa y por los Delegados de Personal. Las obligaciones de consulta y participación se recogen en el artículo 18.2 de la LPRL.


Vigilar la salud de los trabajadores

El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo, cuando éstos inician su trabajo; después de la asignación de tareas con nuevos riesgos; tras una ausencia prolongada por motivos de salud, y periódicamente cuando así se determine a partir de la evaluación de riesgos del puesto.
Como norma general, la vigilancia de la salud se realizará a través de un servicio de prevención ajeno y en cualquier caso se ajustará a lo establecido en el artículo 22 de la LPRL.


Coordinar las actividades empresariales

Cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades trabajadores de dos o más empresas, incluidos los autónomos, éstos deberán cooperar en la aplicación de la normativa de prevención de riesgos laborales a través de una adecuada coordinación de actividades empresariales.
La forma de llevar a cabo todo lo anterior, viene regulada en el Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.


Adoptar medidas en caso de emergencia

Las obligaciones en materia de medidas de emergencia se recogen en el artículo 20 de la LPRL. Las medidas de emergencia que adoptemos deberán orientarse hacia:
La prestación de los primeros auxilios
La lucha contra incendios
La evacuación de los trabajadores y otros afectados

 

Investigar los daños para la salud (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales)

Cuando se produzca un daño para la salud de un trabajador, deberá realizarse una investigación al respecto con objeto de detectar las causas y así poder actuar sobre ellas, conforme se establece en el artículo 16.3 de la LPRL.
Además, el empresario está obligado a notificar por escrito a la autoridad laboral, los daños para la salud que se hayan producido con motivo del trabajo (artículo 23.3 de la LPRL).

Ayuda: Procedimiento para notificación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

 

Documentar las actividades preventivas

Se debe elaborar y conservar a disposición de la autoridad laboral, como mínimo, la documentación relativa a la gestión de la prevención que se indica en el artículo 23 de la LPRL.

 

Proteger a colectivos de riesgo

Se deberán adoptar medidas específicas de prevención y/o protección, especialmente para:

Ayuda: Lista no exhaustiva de agentes, procedimientos y condiciones de trabajo que pueden influir negativamente en la salud de las trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia natural, del feto o del niño durante el periodo de lactancia natural (Anexo VII del RSP)
Ayuda: Lista no exhaustiva de agentes y condicines de trabajo a los cuales no podrá haber riesgo de exposición por parte de trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia natural (Anexo VIII del RSP)

Ayuda: Decreto de 26 de julio de 1957, por el que se regulan los trabajos prohibidos a la mujer y a los menores, derogado en los aspectos relativos al trabajo de las mujeres por la Ley de Prevención de Riesgo Laborales.